¿Cómo es la naturaleza chilena?

Chile es un país que está ubicado en el continente americano, abarcando una larga porción de tierra que se esparce a grandes distancias desde el punto de vista del norte y del sur. Es por esto que las características naturales de su flora y de su fauna son muy variadas desde todos los puntos de vista que podamos considerar.

Esto es entendible, puesto que las condiciones del clima, del suelo, del relieve y otros muchos parámetros son muy variables dependiendo de la ubicación geográfica. Es por ello que en el norte del país, -que es una región más cercana al Ecuador, y por ello mucho más cálida-, la vegetación es más frondosa, con hojas más verdes y un poco al estilo de la selva, y la fauna es también característica de estos climas.

Sin embargo, ya más al sur, al acercarse más al círculo polar, las temperaturas y los niveles de humedad bajan considerablemente, así que la flora cambia y los animales son distintos para adaptarse a las condiciones del frío de la zona.

Además, en ciertas regiones del país existen zonas de desiertos que poseen una flora escasa y típica de las zonas más secas y una fauna completamente diferente a la del resto del país y que está adaptada a las adversas condiciones de sequía y a las altas temperaturas. Por otro lado completamente diferente, existen en Chile abundantes ríos, que no alcanzan ni gran longitud ni gran caudal, pero crean a su alrededor un hábitat para especies de flora y de fauna distintas a las de las zonas que anteriormente mencionamos.

Otra importante característica del clima de Chile es el clima costero, pues Chile posee una muy amplia costa que mira al océano Pacífico y en la cual habitan gran cantidad de especies, sobre todo aves e insectos, mientras que en el mar existe una gran cantidad de peces endémicos coloridos.