¿Frío o calor?

Chile registra anualmente récords de bajas temperaturas en el hemisferio sur continental, generalmente hacia los meses de julio y agosto, en el invierno del cono Sur. Pero no es, por una gran diferencia, ni uno de los lugares más fríos del planeta.

En la Siberia rusa hay muchos lugares realmente fríos, pero el primer puesto lo ocupa la meseta antártica, lugar donde se encuentra el Polo Sur geográfico (a diferencia del magnético). El récord de menor temperatura lo ostentaba también este lugar, con 93 grados Celsius bajo cero. Según investigaciones recientes, la temperatura descendió a 98 grados bajo cero, y si el fenómeno que lo ocasiona se mantiene durante unas semanas puede llegar a registrarse una temperatura más baja aún, quizás incluso llegue a los 100 grados bajo cero.

Este nuevo récord se debe a la combinación de fuertes vientos con muy baja humedad, lo que hace que el aire sea muy frío y enfríe la superficie de nieve, que a su vez enfría y mantiene la temperatura bajo la tierra. Este es el fenómeno que si se mantiene, traerá todavía más bajas temperaturas en unos pocos días.

Lo curioso es que ningún país puede adjudicarse el logro, ya que la Antártida es un territorio dividido entre varios países del mundo, que tienen centros de investigación científica en el continente. El grupo dueño del equipo que detectó la temperatura es estadounidense pero el Polo Sur es un único punto que es el vértice del que parten las fronteras imaginarias de los países “dueños” de la Antártida, o sea, es común a todos ellos. La única opción es que, con el mejor espíritu deportivo, compartan el logro, algo que ya sería un logro en sí mismo. Esperemos unos días para ver qué sucede, si se mantiene o baja aún más el récord.